Nueva cura para el VIH

Hola amigos de VIH MY LIFE,

Algunos de ustedes habrán notado que en los últimos días se ha difundido por todo el internet una gran cantidad de malinterpretaciones que afirman que el virus del VIH fue eliminado de seis pacientes. Este hecho, tristemente, está lejos de ser real.

La noticia acaparo muchos titulares sobre lo que parecía ser algo extraordinario: se había logrado eliminar el VIH de seis pacientes. Varias amistades mías compartieron el video en sus muros de Facebook y como siempre digo que la información es poder, hice mis tareas y aquí les dejo las verdades y mitos sobre esta”cura”.

La principal conclusión atractiva y esperanzadora a la que llegaron varios medios fue que se logró una completa eliminación del virus del VIH en seis pacientes.

El procedimiento, consistió en un trasplante de células madre a pacientes previamente seleccionados: “primero debieron someterse a quimioterapia para eliminar las células que tenían, para luego hacer el trasplante y medir la carga viral, es decir la cantidad de virus en sangre y en órganos que se conocen como reservorios”.

Los reservorios son organismos (en este caso, órganos) que almacenan agentes patógenos (el virus) en los cuales los medicamentos no tienen efecto. Este procedimiento no logró “eliminar” el virus de los pacientes, sino que lo volvió “indetectable” en sangre y tejidos. Cuando se dice que una persona tiene el virus indetectable, significa en realidad que no tiene la capacidad de transmitirlo, y que, no es visible para las pruebas de medición molecular que son capaces de medir hasta 20 copias del virus.

Lo que pasó fue que se malinterpretaron los resultados afirmando que hubo desaparición del virus o curación de la enfermedad, y no fue así.

Solo una persona ha sido curada de VIH en la historia del virus.

En 2007 ‘el paciente de Berlín’ se convirtió en la única persona que ha logrado, por medio de un trasplante de células madre y médula ósea para tratar su leucemia, en eliminar el VIH de su sistema. Por mucho tiempo, no fueron claros los factores que contribuyeron a su curación, pero se descubrió que el donante tenía una mutación llamada CCR5 delta 32 que hacía que sus células sanguíneas fueran inmunes al virus.

A pesar de no ser una cura, ni un tratamiento accesible para todos los afectados, el estudio ha logrado un avance sin precedentes para la medicina. No solo logró niveles tan bajos de detectabilidad en los tejidos de los pacientes, sino que también redujo la capacidad de contagio y de progresión del VIH a SIDA.

Han pasado 11 años, y el virus sigue sin aparecer en la sangre y los tejidos de Timothy Brown. Aun así, su experiencia fue “una en un millón” y no es aplicable para todos los afectados, un caso excepcional que tampoco está cerca de ser una cura mundial.

La investigación abre una puerta importante para el diseño de tratamientos y con mayor participación y progresión en los pacientes, se podría descubrir una cura definitiva. Es un estudio muy prometedor que logró indetectabilidad en los reservorios y en tejidos antes inalcanzables para otros medicamentos y tratamientos.

Es evidente que existe un problema con la divulgación científica en el periodismo. Lo que este caso nos deja como conclusión es que existe una evidente tergiversación de parte de los medios con temas relacionados a la divulgación científica. En este tipo de conversaciones, los titulares y encabezados generan confusión en las audiencias dando pie a malinterpretaciones.

Les dejo un video bastante explicativo sobre que ocurrió realmente conestos 6 pacientes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *